cortar el aguacate
3 formas originales de cortar el aguacate para presentarlo delicadamente

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

El aguacate es una fruta que ha ido ganando popularidad en los últimos años, y poco a poco se va convirtiendo en el protagonista indiscutible de un montón de recetas. Y no es para menos: son numerosos los beneficios que aporta este alimento repleto de grasas saludables, vitaminas y minerales. Generalmente, cuando vamos a comer aguacate lo cortamos de la forma tradicional: en dados, o en láminas. Pero ¿por qué renunciar a la creatividad? En este artículo te explicamos cuáles son las formas más originales de cortar el aguacate para que sorprendas a tus invitados o a tus seguidores en Instagram.

Estas son las formas más originales de cortar el aguacate

Bol de aguacate

aguacate bol

En lugar de presentar tu aguacate cortado en aburridas láminas longitudinales ¿por qué no aprovechar su propia cáscara para hacer un corte mucho más original? Simplemente tienes que abrir el aguacate por la mitad, sacarle el hueso, y hacer cortes verticales y horizontales en cada una de las mitades.

A continuación, saca los dados de la cáscara con una cuchara, y vuelve a depositarlos dentro desordenadamente, como si de un cuenco se tratara. Facilísimo, ¿verdad?

Ruedas de aguacate

ruedas, una de las formas más originales de cortar el aguacate

La segunda de nuestras formas más originales de cortar el aguacate requiere un poco más de destreza, pero sigue siendo muy fácil. Para cortar el aguacate en rodajas que se asemejen a un donut, debes ir haciendo cortes en círculo dejando uno o dos centímetros entre corte y corte. Luego, «destapa» el aguacate por la parte superior, quitando la zona más estrecha.

Cuando ya empieces a ver el hueso, ve girando las ruedas de aguacate sobre sí mismas para despegar la pulpa del huesoy vé sacándolas por arriba con mucho cuidado. Emplátalo, y tendrás un corte de aguacate muy original

Rosas verdes: una de las formas más originales de cortar el aguacate

Para poder hacer este tipo de corte, necesitarás un aguacate que esté en su punto óptimo de maduración como los que ofrecemos en Dorium, ya que no tiene que ser ni muy duro ni muy blando. Tiene que estar maduro como para poder pelar fácilmente la piel, y lo bastante firme como para que no se espachurre al cortarlo.

rosa de aguacate, otra de las formas más originales de cortar el aguacate

Una vez seleccionado el aguacate perfecto, usamos un cuchillo afilado para partirlo por la mitad con un corte longitudinal. Quitamos el hueso perforándolo con la hoja del cuchillo con un golpe seco y tirando con cuidado, y pasamos a retirar la piel del aguacate cuidadosamente.

Cuando está pelado del todo, colocamos las mitades bocabajo sobre una superficie plana y la cortamos en láminas finas a lo largo. Cada una debe tener entre 2 y 3 mm de grosor. Aunque puede ser difícil, los cortes consistentes y este grosor darán resultados más atractivos.

Sin separar las piezas cortadas unas de otras, las vamos disponiendo en diagonal usando las manos hasta que formen una línea delgada y, a continuación, enrollamos la tira sobre sí misma para que forme una espiral. En este punto, la flor de aguacate ya irá tomando forma. Asegúrate de que se tuerza bien alrededor de sí misma en un círculo compacto, usando tus manos para corregir la forma si es necesario.

Por último, utiliza una espátula o un cuchillo para levantar la rosa de aguacate de la tabla de cortar y trasládala al plato en el que la vayas a servir. Ponle sal al gusto y añade también un buen chorro de limón para que no se oxide.