beneficios del mango si lo consumes a diario
Los beneficios del mango para tu cuerpo si lo consumes habitualmente

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

El mango está considerado una de las frutas tropicales que más se produce a nivel mundial, seguido de la piña y el aguacate. Pero ¿Conoces los beneficios del mango si lo consumes habitualmente? Tiene un montón de ventajas nutricionales que te contaremos, y harán que el mango sea un básico en tu alimentación diaria.

Por supuesto antes de todas las ventajas para el cuerpo, está el increíble sabor de su pulpa anaranjada. Con un sabor ligeramente cítrico, pero mucho más dulce que la lima, el limón y otro tipo de frutas de este estilo. Los mangos pueden pesar desde 150g hasta 2kg, y dependiendo del tipo puede ser verde, amarillo, rosa o de diferentes tonalidades de violeta. Con este breve recordatorio de la exquisitez de la que hablamos, ahora si que podemos ponernos manos a la obra.

Los beneficios del mango para tu cuerpo

los beneficios del mango

Fuente de antioxidantes

El mango es una fruta que ayuda a prevenir el envejecimiento y deterioro celular. Con vitamina C, vitamina A y betacarotenos, hace una mezcla nutricional perfecta para la labor antioxidante del organismo. Esto se nota en que mejora también la calidad del pelo, de la piel y de las uñas, que crecerán más fuertes y aumentará su hidratación.

Aliado del sistema inmunitario

Al tener todas las propiedades de las vitaminas que ya hemos comentado, junto con el magnesio, convierten al mango en el mejor amigo del sistema inmunitario. El mango ayuda a prevenir y combatir amenazas externas e internas como enfermedades, resfriados, gripes o cualquier tipo de problema de salud.

Fruta saciante y energética

El alto contenido de agua que contiene el mango (hasta un 80%) hace que sea una de las rutas más saciantes que existen. Esto permite incorporarlo a la dieta sin ningún tipo de remordimiento. Incluso teniendo esto en cuenta, también se le añade que es una fuente de energía inmediata. Debido a los macronutrientes que contiene, con el agua, los hidratos de carbono y fructosa, puede ser una fuente de energía inmediata para momentos de bajón puntuales. Es una batería que tenemos disponible en el frutero para cualquier emergencia energética que se nos pueda presentar.

Mejora la vista

Al ser una fruta con alto contenido en betacarotenos, al igual que las zanahorias, ayuda a mejorar y conservar la vista y la función ocular. Los betacarotenos son absorbidos en el organismo para que el hígado los convierta en vitamina A cuando lo necesite. De esta forma no habrá un exceso de esta vitamina y ayudará a mantener los ojos hidratados, sanos y a prevenir cualquier tipo de patología ocular.

Ayuda al tránsito intestinal

El mango es una fruta laxante natural. Ayuda al correcto funcionamiento digestivo, mejorando la función del intestino. Además, su alto contenido en fibra hace que se hinche con el agua y ayude a que el cuerpo se llene antes y se limpie después. También reduce la tasa de colesterol malo para tener una salud mucho mejor.

Fuente de potasio

No solo el plátano es la fuente frutal de potasio por excelencia. Nuestra fruta protagonista tiene un alto contenido en potasio, esto ayuda a las personas con insuficiencia renal y los oligoelementos que posee son un seguro de salud para el cuerpo.

Mejora la absorción del hierro

Gracias a la vitamina C, el consumo de mango es un gran aliado para las personas que sufren de anemia, o para las mujeres que tienen una bajada de hierro en los momentos del periodo. La vitamina C permite una mejor absorción y asimilación del hierro para evitar bajadas de este nutriente que pueden causar cansancio, fatiga y malestar generalizado.

No se nos ocurre ningún inconveniente para el consumo habitual del mango, empieza ya a incorporarlo en tu alimentación diaria y a disfrutar de todos los beneficios que aporta.